Maravillas de la Antigüedad: La Acrópolis de Atenas

Maravillas de la Antigüedad: La Acrópolis de Atenas

Construida hace más de 2.400 años, la Acrópolis de Atenas consta de dos edificaciones míticas; el Partenón y la Puerta de los Propileos. Presidiendo la capital griega, estos edificios fueron construidos de la manera más exquisita, tanto por los materiales empleados como por la ingeniosidad de sus arquitectos. Resistentes al paso del tiempo y a los múltiples terremotos que han sacudido durante dos milenos a la capital helena, sólo las garras de la guerra moderna fueron capaces de demoler parte de su estructura.

Maravillas de la Antigüedad: La Acrópolis de Atenas

El Coliseo Romano/ Teatro de Sangre

El Coliseo Romano es el símbolo sangriento más representativo y gigantesco de la ciudad de Roma. Lugar de entretenimiento para los nobles y la plebe romana, sus espectáculos tenían una magnificencia que bien pudiera competir con los más importantes acontecimientos de la actualidad, si no por el contenido, sí por su complejidad y tecnología.

Maravillas de la Antigüedad: La Acrópolis de Atenas

La Gran Muralla China

Siendo la construcción más grande de la Historia, la Gran Muralla China fue construida por los emperadores chinos con el objeto de proteger la extensa frontera de más de 21.000 kilómetros de extensión de las hordas provenientes de Mongolia. El inicio de su construcción se data hacia el 259 a. C. por el primer emperador Qin Shi Huangdi, conocido también por el hallazgo de los guerreros de terracota que guardaban su tumba, además de ser quien dio nombre al país.

Translate »